ELPENALTI DE PANENKA ZARAGOZA

La necesidad de tomar decisiones con audacia como fruto del análisis y la observación en un entorno volátil constituyó uno de los ejes desarrollados por el consultor, profesor y conferenciante Sergio Bernués en la presentación de su libro “El penalti de Panenka. Una parábola de Marketing, Innovación y Personas” en el salón Rioja del Patio de la Infanta de IberCaja en Zaragoza.

Al acto de presentación fue conducido por Luis Humberto Menéndez, jefe de Economía de Heraldo de Aragón, y acudieron los consejeros del Gobierno de Aragón en funciones Marta Gastón (Economía) y José Luis Soro (Vertebración del Territorio).

Fue Enrique Barbero, responsable de Estudios de la entidad financiera, quien presentó a Sergio Bernués como uno de los exponentes del talento en Aragón que IberCaja y el conjunto de la sociedad han de preservar para aprovechar sus conocimientos, su preparación y sus lecciones, como la de la parábola en torno al penalti de Panenka. 

Sergio Bernués recordó los antecedentes de “El penalti de Panenka”, que se remontan doce años atrás, cuando ideó un ciclo de conferencias que le llevaron por todo Aragón, España y Sudamérica en torno a conceptos como la clientefilia, la atención al mercado, la necesidad de consolidar marcas corporativas y personales sólidas, la diferenciación y la convicción de que el valor de las personas ha de estar en el eje de toda la acción de cualquier organización con una responsabilidad social “que ha de ser de cirugía, que no de cosmética”. Aquellos ejes se han reforzado, acompañados en el libro por ejemplos empresariales, reflexiones personales e historias paradigmáticas para cada capítulo más necesarias que nunca en un entorno VUCA, esto es, volátil, incierto, complejo y ambiguo, traducciones de las siglas en inglés.

Tras su conferencia, se desarrolló una interesante mesa redonda dirigida por Luis Humberto Menéndez, quien inquirió sobre la mentalidad Panenka en las empresas a Carmen Pérez (IberCaja), Enrique Torguet (Grupo Ágora-La Zaragozana) y Pedro Lozano (Imascono, a la sazón presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Aragón), además de Sergio Bernués. Un coloquio ameno y dinámico en el que los participantes resaltaron la importancia de conseguir el compromiso de los equipos de trabajo para obtener soluciones novedosas y recorrer caminos inéditos en la combinación de talento y esfuerzo (transpiración más que inspiración, como aseguró el autor parafraseando a distintos padres de la expresión), algo que ponen en práctica todos como responsables directivos. El penalti de Panenka es una parábola, añadieron, del valor para encontrar en la complejidad respuestas a las preguntas que crecientemente obligan a responder unos perfiles de clientes más informados, más individualistas y sumamente exigentes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*